Blasfemias de la ostia (sin hache). Abel Azcona puede dormir tranquilo

Abel-Azcona-para-jot-down-0
Foto: Jot Down

Abel Azcona (Pamplona 1988) Ha sembrado la polémica de nuevo. Se está exponiendo en la sala de la plaza Serapio Esparza de Pamplona, y hasta el día 17 de enero, su pieza “Amen” dentro de la muestra “Desenterrados”. En esta obra, el artista presenta la palabra “Pederastia” formada por 248 hostias consagradas que el mismo artista recopiló (creo que es la palabra más correcta en este caso) en misas de Pamplona y Madrid. Recopilar, porque cuando vas a comulgar, nadie te dice qué tienes que hacer con la hostia. Se supone que te la vas a comer al ser el cuerpo de Cristo y emular en cierto modo lo que Jesucristo hizo en la Última Cena. Hay que recalcar el uso de “recopilar, almacenar, coleccionar,etc…” frente al uso que otros medios he visto que hacen del término “robar”. No, ojo, robar es cuando sustraes algo y hurtar es la acción de hacerlo sin ser detectado en el momento. Cuando se va a comulgar, te dan en mano una forma y no te dicen lo que tienes que hacer con ella (hasta donde yo sé).

Abel-Azcona-junto-obra-Pederastia_EDIIMA20151124_0374_18

Al grano: Abel Azcona ha formado la palabra “Pederastia” con las formas tomando su experiencia personal de nuevo como punto de partida de su obra. Y esto no ha gustado a mucha gente. La asociación de abogados cristianos ha interpuesto una querella contra Abel Azcona por “profanación” y posteriormente la delegación del gobierno ha trasladado a la fiscalía un informe sobre la exposición para ver si ésta puede estar incurriendo en un delito contra los sentimientos religiosos, recogido en el artículo 524 y 525 del Código Penal.

Esta no es la primera ni la última vez que arte y religión chocan. De hecho lo hacen constantemente al rededor de todo el mundo. Y es en este tipo de choques donde se mide la libertad que se presume defienden las normas, leyes o constituciones de un país. Porque el movimiento se demuestra andando.

En España la Constitución defiende la libertad creativa en su artículo 20.

Artículo 20
    1. Se reconocen y protegen los derechos:

      a)A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.

      b)A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica.

      c)A la libertad de cátedra.

      d)A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión. La ley regulará el derecho a la cláusula de conciencia y al secreto profesional en el ejercicio de estas libertades.

Regido por el apartado 4

  1. Estas libertades tienen su límite en el respeto a los derechos reconocidos en este Título, en los preceptos de las leyes que lo desarrollen y, especialmente, en el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia.

No debemos echarnos las manos a la cabeza. Vivimos en un estado de derecho en el que la libertad creativa está defendida por nuestra constitución y del mismo modo lo están las creencias religiosas. Es solo una cuestión de interpretación. Interpretación por parte de los supuestos ofendidos, e interpretación de los artículos y los actos por parte de las instituciones judiciales.

Abel Azcona, deberá ahora defender que la intención de su obra no es la de ofender, por lo que la Asociación de Abogados Cristianos verá desestimada su demanda. Si el fiscal viera (y en este caso personalmente lo veo más factible, aún lejano, que en otros casos como el de Eugenio Merino con Franco) que la intención de Abel Azcona es la de ofender, podría admitirse a trámite la demanda y comenzaría un proceso de enjuiciamiento contra el artista (muy poco probable). La Asociación de Abogados Cristianos podría entonces personarse como acusación particular, pero habiéndose sentado el precedente de desestimación por la fiscalía…dudo que quisieran gastar fuerzas de ese modo.

Foto: Mikel Saiz
Foto: Mikel Saiz

Por otro lado, sin intentáramos aplicar algún artículo del Código Penal, los dos casos que podrían aplicarse (524 y 525) creo que se me quedan bastante cortos…

Artículo 524 (Este se lo sabe muy bien Rita Maestre)

El que en templo, lugar destinado al culto o en ceremonias religiosas ejecutare actos de profanación en ofensa de los sentimientos religiosos legalmente tutelados será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año o multa de 12 a 24 meses.

Artículo 524 redactado por el apartado centésimo quincuagésimo segundo del artículo único de L.O. 15/2003, de 25 de noviembre, por la que se modifica la L.O. 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal («B.O.E.» 26 noviembre).Vigencia: 1 octubre 2004.

El acto en sí no ha sido ejecutado en el templo, sino fuera de él. Si consideráramos “sacrilegio” el hecho de llevarse la hostia a casa con premeditación y alevosía para posteriormente someterla a escarnio o burla, tampoco se nos podría aplicar este artículo, pues sacar la hostia del templo, como acto, no puede ser considerado sacrilegio. Y, de verdad, ¿seis meses o un año poder cárcel sacar una hostia de la iglesia cuando ésta, que yo sepa, no dice en ningún lado que se debe tomar en la casa de Dios?

Artículo 525

1.Incurrirán en la pena de multa de ocho a doce meses los que, para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan. públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican.

2.En las mismas penas incurrirán los que hagan públicamente escarnio, de palabra o por escrito, de quienes no profesan religión o creencia alguna.

He ahí, para ofender. No se puede aplicar este artículo a un sujeto que está ejerciendo su libertad artística. La intención de Abel Azcona no es la de ofender. No hay dolo y al no haberlo, no se le puede aplicar este artículo.

Si hay alguien a quien el ejercicio de libertad creativa de un artista le molesta, habrá de estudiar primero cual es la intención. Si te tiran a dar (como en el caso posterior a la primera demanda contra Eugenio Merino, por el colectivo de artistas antifascistas) puedes defenderte siempre y cuando se te reconozca el derecho al honor (como en este caso particular en el que a la Fundación Francisco Franco no se le reconoció el derecho a cuidar del honor del dictador). Pero si te están ofendiendo como efecto, digamos, colateral de la acción artística…¿se siente? Bueno, la constitución española no te protege. Te protege en casos flagrantes, pero en caso de daños derivados de la práctica artística, protege antes la libertad creativa. Y yo estoy contento por ello.

Foto: Adriana Cárdenas
Foto: Adriana Cárdenas

Ahora bien. Personalmente creo que hay que medir bastante bien las consecuencias de nuestros actos (siendo artistas). Provocar por provocar puede levantar mucho polvo mediático, pero lo cierto es que ya no sorprende a casi nadie. Nunca he sido especialmente fan del trabajo de Abel. Me parece interesante hasta un cierto punto, pero termina cansándome tanta hiperexposición desde un punto de vista siempre tan personal y más después de haber superado, joder, con creces, la exposición de lo obsceno.

La mala fama no existe. Pero desde luego un exceso de fama hace que los cauces por los que tu trabajo llega al público sean desviados y el espacio expositivo se sustituya por el ágora de internet y los medios de comunicación donde el mensaje del artista y su obra se distorsionan por completo dejando solamente una caricatura. Y los artistas no trabajan para que su obra llegue en forma de caricatura; eso es precisamente lo que le ha pasado a la obra de Abel: casi siempre ha llegado como un chiste más que como un trabajo riguroso (porque lo ha hecho llegar quien no debía, centrando la atención en aspectos distintos a los meramente artísticos)

Podría, por otro lado, tirarme una puñado de hojas escribiendo sobre la hipocresía de todos aquellos que se ven ofendidos por la acción de Abel y no emplean ningún tipo de acción legal ni civil contra aquellos que manchan el nombre de la Iglesia Católica. ¿Cuántas manifestaciones ha habido de cristianos católicos pidiendo el fin de la pederastia en sus sacristías o pidiendo penas más duras? En fin, que me enervo.

Celebremos que vivimos en un estado que, aun con todas sus cosas malas, tiene una constitución que, aun con todos sus fallos, defiende algo tan sagrado como la libertad artística.

 

Si quieres conocer más de cerca a Abel Azcona y  su trabajo, aquí hay una extensa entrevista de Josep Lapidario en (adivinad) Jot Down.

 

Anuncios

8 comentarios en “Blasfemias de la ostia (sin hache). Abel Azcona puede dormir tranquilo

  1. Veo al autor muy bien informado sobre temas de derecho a la libertad religiosa y libertad de expresión. Se podía haber informado igualmente sobre la doctrina de la Iglesia en relación a qué hacer con la ostia consagrada, está bien clarito, lo mismo a cómo trasladarlas en caso de tener que darle la Comunión a algún feligrés fuera del templo (único motivo por el que se pueden sacar) Y si fuera el caso de que alguien muy perdido tuviera la iluminación de entrar en una Iglesia por primera vez, sin saber para nada qué hacer y decidiendo seguir a esa cola de gente que va hacia el altar no tendría más que preguntar “¿qué hago con esto?” Y seguro que de muy buena gana salen voluntarios a explicárselo. Pero vuestro problema está en la tremenda ignorancia que tenéis sobre algunos temas y las ganas de criticarlos sin molestaros en aprender sobre ellos. Ah! Que quede claro que lo que nos molesta a los Cristianos no es la palabra pederastia, de hecho repudiamos cualquier abuso de ese tipo, si no la vejacion del cuerpo de Cristo vivo que es la ostia consagrada.

    Me gusta

    1. Hola Consuelo.

      Muchísimas gracias por comentar. Estoy esperando la contestación de un párroco amigo mío sobre este tema de sacar la ostia consagrada del templo. Te agradezco que te adelantes a su contestación y que me instruyas, pues sinceramente no tenía ni idea.
      Independientemente, no estoy todavía convencido de que sacar la ostia del templo pueda ser contemplado como sacrilegio a ojos de la ley (entiendo que a ojos cristianos pueda serlo).
      Comprendo la diferencia entre la formación de la palabra pederastia y la vejación del cuerpo de Cristo. Entiendo vuestro enfado, pero hemos (entre todos, pues el ejercicio de esa libertad me puede estar perjudicando o dañando a mi en un futuro) de entender que la libertad artística es inviolable en un estado moderno y aconfesional como se supone es el español.

      Y me reitero, no defiendo el trabajo de Abel Azona, sino su derecho a la libertad creativ

      Me gusta

  2. (lo primero disculpas por escribir sin tildes y sin alguna letra muy espanola ya que estoy con teclado ingles) Seguro que tu amigo es capaz de explicartelo mil veces major que yo, pero como me lo has pedido y por si alquien mas lo lee, desde mi limitado conocimiento voy aintentar darte unas pinceladas. La Iglesia tienes varios documentos de los que se puede sacar informacion sobre el sacramento de la Eucaristia, el rito de la Comunion, el trato que se debe profesar a las Especies eucaristicas (pan y vino) consagrados, etc. Por citar los mas importantes; el Catecismo de la Iglesia Catolica, el Ritual Romano y aparte demuchas otras una de las mas recientesla la Instruccion Redentoris Sacramentum (2004, durante papado de San Juan Pablo II). De todas ellas se pueden extraer varias ensenanzas que vienen a colacion por el tema del articulo.
    – Respecto al celebrante, se hace hincapie en que este tenga especial cuidado para que el comulgante consuma la hostia inmediatamente, delante del ministro, sin que se aleje con la Forma en la mano.
    – El Feligres tiene permitido tomar la Comunion tanto en la boca como en las manos (siguiendo unas sencillas normas, pero no me quiero alargar) y consumiendola de cara al altar y frente al Ministro.
    – Como nuestro amigo Abel no ha inventado nada, desgraciadamente, ya se advierte que: “Si existiera peligro de profanacion la communion se dara exclusivamente en la boca” .
    – Tambien se explica que no se Deben acercar a la Comunion los no catolicos, y es mission del Pastor vigilar y advertir sobre la verdad y disciplina que se debe observer (punto negativo para los 242 curas, a saber si en realidad fueron tantos, que no advirtieron el comportamiento de Azcona).
    – Esta prohibido reservar el Santisimo Sacramento en lugares que no estan bajo la tutela del Obispo.
    – Nadie se lo puede llevar a casa o a otro lugar.
    Sustraer o retener las sagradas especies con un fin sacrilege o arrojarlas al suelo es uno de los “Graviora Delicta” (mas que una falta grave de las recogidas en el codigo canonico)
    – Las formas consagradas solo podran ser transportadas cuando se vaya a dar la comunion fuera de la Eucaritia (enfermos e impedidos), por personal autorizado, en cajas o vasos cerrados y apropiados.
    No me quiero enrollar mas, se que la Iglesia tiene muchas normas, pero los que formamos parte de ella las aceptamos voluntariamente y felizmente las acatamos (a veces no todas, pero pocos son los elegidos para a perfeccion, ni siquiera los curas)
    Tampoco queiro despedirme sin explicar muy brevemente que son esos “trocitos de pan” consagrados, en que se convierten despues del rito de la consagracion durante la Eucaristia. Aunque te cueste entderlo debes saber que son el mismo Jesucristo vivo, su cuerpo (pan) y su sangre (vino), Dios entre nosotros. Todo esto nos los dejo dicho Jesus, y nos los demostro entregando ese cuerpo por nosotros en la cruz. Por la Comunion lo aceptamos y hacemos que entre en nuestro corazon, y nosotros en el suyo, participando de su Amor y haciendolo presente en comunidad cogemos fuerzas para proclamarlo por el mundo, sabiendo que esta con nocotros.
    Espero que esto te ayude a comrender el porque de la indignacio de tantos catolicos (no por lo de la pedrastia, si no por haber usado a Jesus mismo para ello)
    Aprovecho para condenar cualquier abuso contra ninos (y contra mayores)

    Me gusta

    1. Muchas gracias, Consuelo, por tu aportación. Todavía estoy esperando la contestación de mi amigo, pero con la que me has dado me basta.
      Se plantean varias cuestiones después de tu exposición. A pesar de que estas normas son de obligado cumplimientos para los católicos, no lo son para el resto de ciudadanos. Pero es lógico que no se le pida a nadie el acta bautismal antes de ir a comulgar. ¿Qué quiero decir con esto? Que aunque estas normas puedan “castigar” o serles aplicadas a los católicos, no se les puede hacer lo mismo a los que no lo son. Y por tanto, dado que pertenece a un sistema de derecho (y aquí empiezo a hablar sin conocimiento de causa, lo reconozco) externo al imperante, no puede ser utilizado para procesar a Abel Azcona por su acción.

      Te agradezco también la aclaración sobre la transubstanciación eucarística. Aunque haya a gente a la que le cueste entender la indignación levantada entre los católicos, yo, aunque no la comparta, la entiendo perfectamente. ¡Ay si te dijera de quién he sido monaguillo!

      Un cordial saludo, Consuelo

      Me gusta

  3. La gente no denuncia a Abel por el código canónico, si no por el civil. Por atacar y demostrara públicamente falta de respeto a una creencia religiosa, supongo que sabes que ésto si está recogido como falta. Si no aceptamos las obligaciones que nos supone vivir en democracia (respetar a los demás sobre todo, no robar, no matar… Esto no son los 10 mandamientos, es un mini mini resumen del código penal civil) nunca podremos presumir de vivir en una democracia sana, que supongo que es en los que soñamos todos cuando nos “indignamos” el 15m o la semana pasada en Pamplona. Diferentes motivos pero la misma indignacion por no ser respetados como ciudadanos, por soñar con una democracia en la que no nos roben los políticos, los bienes estén mejor repartidos y se respete a todos los ciudadanos sea cual sea su orígen, color, ideología o religión.
    Un saludo

    Me gusta

  4. Excelente intervención de Consuelo, que me dispensa de intervenir para explicar lo que iba a explicar.
    Falta añadir que es inverosímil que el tal Abel se haya llevado tantas hostias consagradas simplemente poniéndose a la cola de los comulgantes. Los curas están obligados a asegurarse de que quienes comulgan en la mano se lleven la hostia a la boca en su presencia. Desde luego que un cura o dos pueden despistarse. Pero tantos como para que acumulara tantas, imposible. De donde se deduce que las hostias, o no estaban consagradas (y así son más fáciles de conseguir en cantidad) o, si lo estaban, las sustrajo de manera forzosamente ilícita (puesto que una cantidad tan considerable de sagradas formas están siempre bajo llave y custodiadas). En suma, Abelito sólo pretendía ruido mediático. Lo tuvo, pero poco, porque como bien dice Julio, ya nadie épate les bourgeois.
    Que quienes se manifiestan (fueron muy poquitos) contra la blasfemia de este muchacho no lo hagan también contra la pederastia es una suposición gratuita del blogger: ¿acaso no sabe que los medios informan selectivamente y que basta silenciar un acontecimiento para creer que no ha existido? Pues eso.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s